No pensaba en ser madre hasta que conoció a Keila: “Me estiró los brazos, le hice upa y no nos separamos más”

Irene Lugo llegó por casualidad como voluntaria al hospital donde vivía la nena de cuatro años. Después de luchar sola por su adopción, finalmente obtuvo la tenencia. Su historia llegó hasta los oídos de Guillermina Valdés que se comunicó para…